Categorias de productos
Ofertas
Productos

Por qué comprar pijamas para galgos

el galgo y el sueño

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un pijama para galgos?

El tipo de la tela: El material del que está hecho el pijama debe proporcionar comodidad a nuestra mascota y que a la vez sea confortable cuando esté durmiendo.

La razón para comprar un pijama no difiere mucho de la de los humanos. Cuando se trata de pijamas, el objetivo de éstos es mantener a nuestro galgo cómodo y caliente durante las horas de sueño.

Ajustable y bien adaptado: Es muy importante que compres un pijama que se adapte bien a tu galgo. Para ello toma bien sus medidas y asegúrate que sean lo más aproximadas a las del pijama.

El galgo debe tener movilidad y sentirse cómodo con él. Lo más recomendable es comprar una talla un poco más grande de lo normal.

Según su forma de ser : Si tu galgo no es muy nervioso, puedes vestirlo con un pijama que sea elegante y disponga de detalles acordes a su carácter. Si por el contrario, es muy nervioso e hiperactivo, deberías elegir un pijama que imprima un carácter deportivo.

Los detalles en el diseño: a veces nos centramos demasiado en pequeños detalles que consideramos importantes, y nos alejamos de lo verdaderamente esencial.

Variados accesorios de lujo, distintivos en el diseño, o elementos que cuelgan del pijama pueden hacer que nuestro galgo parezca lo que nosotros queremos que parezca, pero debemos ser considerados y recordar que lo prioritario es buscar la mayor comodidad para nuestro perro.

Los galgos adoran la libertad y el movimiento, elige un pijama que sea cómodo, y no tanto un pijama extrovertido.

Preguntas frecuentes sobre los pijamas para galgos FAQS

¿Cómo saber cuál es la talla de mi galgo?

A la hora de adquirir cualquier ropa para galgos, lo más importante es conocer la talla de nuestra mascota para escoger un pijama adecuado, para ello hazte con una cinta de medir , algún que otro premio y seguir estos sencillos pasos para medir a tu galgo:

  • 1 Elige un lugar tranquilo: Es muy posible que nunca hayas medido antes a tu galgo, y puede que se sienta algo confuso cuando lo hagas. Llévalo a un lugar tranquilo donde no se distraiga con facilidad. Muéstrale un premio pero no se lo ofrezcas todavía, que sepa lo que puede obtener si se mantiene quieto.

 

  • 2 Mide su cuello: Pasa la cinta de medir alrededor de su cuello, el punto exacto donde debes tomar esta medida es donde normalmente lleva su collar. No es necesario que apretes demasiado, un método para ser precisos en este punto, es apretar hasta que puedas poner dos dedos debajo de la cinta.

 

  • 3 Mide su pecho: El procedimiento para medir el pecho es el mismo que el anterior, pero esta vez tendremos que pasar la cinta en el punto más ancho del pecho, que suele estar detrás de las patas delanteras. Puedes utilizar el mismo método de los dos dedos para saber si estás apretando correctamente la cinta.

 

  • 4 Toma su medida de largo: Para medir a nuestro galgo, tenemos que colocar la cinta métrica en el lomo de nuestro perro, midiendo desde la base del cuello hasta la base de la cola, nunca tomar la medida de la punta.

 

  • 5 ¡Terminado! ya conoces las medidas de tu galgo y estás listo para comprar un pijama para galgo de la talla exacta de tu mascota. ¡No te olvides de darle una chuche!

 

Leer Más

sorprendente

¿Un pijama para un galgo? ¿De verdad existe? Pues claro.

Es sorprendente la infinidad de productos que vas a encontrar en la tienda online paragalgos.es y la variedad de ropa especializada de la raza de perros más veloz del planeta. No te lo pienses más, hazte con ese pijama de forro polar para galgos tan bonito.

¿Qué debo hacer si mi galgo no quiere llevar pijama?

Los galgos son muy cariñosos y cada vez están más integrados en nuestras familias. En ocasiones podemos sorprenderlos con atuendos tales como gorras, sombreros y todo tipo de prendas. No debemos olvidar que los galgos, como cualquier otra raza de perro, tienen sus propios gustos y preferencias. En ocasiones no querrán lo mismo que nosotros.

Es probable que tu galgo simplemente rechace las vestimentas porque se siente más cómodo sin ellas, más libre, en cuyo caso es algo que deberías respetar, pero también es posible que las rechace por miedo, en cuyo caso tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a hacer ver a tu galgo que los pijamas son prendas muy confortables a la hora de dormir:

Si tu galgo rechaza inicialmente las prendas, revolviéndose o simplemente escapando cuando tratas de vestirlo, es posible que se deba a que el material del pijama que estás tratando de ponerle no sea de su agrado.

Recomendamos que, si nunca habías puesto un pijama a tu galgo, empieces con uno cómodo, ligero, y poco aparatoso.

Asegúrate de no estar tratando de ponerle un pijama que no es acorde a la temperatura de su clima.

Si tratas de ponerle un pijama de invierno -como es el pijama de forro polar- suele ser es excesivamente grueso, durante épocas que no haga tanto frío, es probable que se sienta incómodo al percibir mucho calor con rapidez y desde ese momento trate de evitar la situación a toda costa. Por lo que te recomendamos que priorices su movilidad.

Es importante que el pijama respete la movilidad de sus articulaciones y que no cree rozaduras.

Si consigues colocarle el pijama, pero se siente incómodo porque no es de su tamaño, es probable que esto genere un rechazo hacia ese pijama, y probablemente, hacia el resto de prendas.

¿Encogen los pijamas para galgos?

Este es un factor muy importante a la hora de adquirir un pijama para galgo, y la respuesta es fácil: depende de la tela del pijama.

Si la prenda está realizada con 100% algodón, lo más probable es que acabe encogiendo. Si te preocupa que el pijama reduzca su tamaño, te aconsejamos que elijas por un pijama de material poliéster, ue son menos propensos a encoger, o si has elegido un pijama de algodón, elige una talla un poco más grande por si en un futuro encoge con el lavado.

 

Leer Más

¿Quizás no sabías que...?

Pueden llegar a alcanzar velocidades entre 60km/h y 69 km/h.

Comprar

Los galgos tienen la temperatura corporal más alta que ninguna otra raza de perro.

La mayoría de los galgos tienen dificultades para sentarse directamente en el suelo o les resulta muy incómodo.